Señales de “Uno”

IMAGEN DE CABECERA2 final

Por  Manuel Tessi

No necesita diseño gráfico para impactar, no requiere tecnología para viralizar, no precisa auspiciantes para aumentar tiradas, no contrata estrellas para mejorar raitings. El rumor en la organización solo necesita un trabajador. Un trabajador desinformado en aquello que le interese informarse.

¿Cómo lo activa? Con dos elementos: un secreto (con aire controversial) y una intención (con el fuego del chisme). Esa conjunción eleva y devela el secreto, haciéndolo visible (y tóxico) para muchos. Como el humo, que también requiere esos elementos: aire y fuego.

Es que si jugamos con palabras -como Libman con dibujos- podemos ver el rumor con humor.

Artículos relacionados:

“El rinoceronte apático – Un rumor que afecta a la jirafa”
“Megamente – El villano del rumor”
“Bad – Gestión integrada del rumor”

Anuncios